Casetas de hierro club de campo

El proyecto de casetas de hierro ejecutado se localiza en el Club de Campo Villa de Madrid, Carretera de Castilla, km 2,400, Madrid.

Si bien en una primera fase COMVIRTUD lleva a cabo trabajos como subcontrata y relacionados con la especialidad de su matriz, es decir, estructura metálica y cerrajería, por concurso público y en adjudicación como contrata principal , reanuda la ejecución de las obras de las dos casetas de hierro para albergar la oficina exterior de la escuela de tenis y pádel, el almacén de apoyo a las pistas y el acondicionamiento exterior más cercano.

El entorno no posee ningún desnivel de importancia y el acceso a la caseta de oficina se produce desde el nivel de cota exterior mediante una rampa .El acceso a la caseta almacén se realiza de manera directa. Rodeando a las casetas existen elementos de vegetación, pavimentos vegetales, setos de media altura y árboles de gran porte que llegan a cubrir la intervención.

Las áreas del actuación fueron divididas en:

  • Caseta de oficina que contiene una zona común de atención al público con una zona de espera y mostrador, y un despacho anexo para una atención más personalizada.
  • Caseta de almacenaje que dispone de 3 zonas de almacenaje, una primera zona más amplia junto al acceso y dos pequeñas habitaciones para más almacenaje que están comunicadas desde la zona común.

Ambas piezas que se proyectaron por los arquitectos como un volumen con cubierta a dos aguas, adquieren una rotundidad formal acentuada por la presencia visual del acero. Los acabados continuos facilitan la compresión espacial interior a la hora de su uso y funcionamiento.

Constructivamente ambas casetas se ejecutaron de la misma manera:

  • La estructura metálica es realizada en acero, el cerramiento exterior está compuesto de tableros fenólicos y chapa de acero lacado y oxidado, aislamiento intermedio y el revestimiento interior que se realiza de manera continua en suelo, paredes y techo; éste es en tablero de madera contrachapada de pino barnizada en el caso de la oficina y de pladur hidrófugo y chapa lagrimada en el caso del almacén.
  • Ambas casetas de hierro disponen de un revestimiento final exterior a modo de segunda piel conformada por una malla metálica que permite el crecimiento de plantas tapizantes en la totalidad del volumen de cada caseta, consiguiendo de esta manera una integración y mimetización con el entorno vegetal que lo rodea.
  • La edificación se apoya y separa del terreno existente; únicamente se plantea una losa de hormigón bajo la huella de cada caseta a modo de cimentación, que otorga la estabilidad necesaria al conjunto.

A nivel de instalaciones ambas casetas han sido dotadas de una conexión con la red general de electricidad del Club de Campo para poder dotar a la construcción de iluminación y climatización necesarias; una conexión telefónica en el caso de la caseta de oficina para poder disponer de conexión wifi; y una conexión con la red general de agua para garantizar el riego de las plantas tapizantes y núcleos arbustivos sembrados (esta conexión supone una ampliación a la red de riego del conjunto por lo que se le dota de valvulerías y programadores de riego adaptados a la misma)